Händel y el regalo de el Mesías

3/13/2011 09:07:00 p. m. Posted In , , , , Edit This 0 Comments »
Esta entrada  la quise poner  desde hace tiempo la verdad es que al leer la liahona de  diciembre  me encanto el articulo jeje pero ya tiene huuu es que no he tenido mucho tiempo jejeje pero ahorita aprobecho esta hermosa  habla sobre como  fue la vida de Händel   y la forma en que se inspiro les pondré  aqui el enlace  la verdad es que al leerlo me acorde de algo que escuche de un amigo dijo como pueden cantar así es o no esta ala altura de música para Dios y en realidad  recordé tantas cosas la forma  en que   pues fue escrito el himnario como se recibe inspiración que en realidad viene de nuestro Padre Celestial  y  no hay mejor forma que  el tener con nosotros sus palabras  bueno el articulo comienza con como desde joven domino  el violin y el organo  bueno pondre algunos  párrafos  como  para resumir  ..
"En 1737, tras impulsarse al límite de sus capacidades físicas para componer cuatro óperas en doce meses, el compositor de 52 años sufrió un derrame cerebral que le dejó el brazo derecho paralizado por un tiempo. Un médico le dijo al fiel secretario de Händel: “Tal vez hayamos salvado al hombre, pero el músico se ha perdido para siempre. Me da la impresión de que su cerebro ha sufrido lesiones permanentes”
El compositor venció al diagnóstico: con el tiempo su cuerpo respondió a un tratamiento en las aguas termales de Aix-la-Chapelle (Aquisgrán, Alemania), y recobró sus fuerzas físicas. Después de poner a prueba en una
catedral cercana su capacidad de tocar el órgano, proclamó lleno de júbilo: “He vuelto del Hades"
En abril de 1741 Händel efectuó un concierto que consideró sería su despedida. Se le había agotado la creatividad. Un biógrafo escribió al respecto: “No había nada ni para empezar ni para terminar. Händel encaraba el vacío”
A fines de una tarde de agosto de ese mismo año, Händel regresaba de una larga y cansadora caminata cuando se encontró con que Charles Jennens, un poeta y colaborador anterior, le había dejado un manuscrito. El libreto contenía una cantidad abundante de citas de las Escrituras, especialmente de las palabras de Isaías, que predecían el nacimiento de Jesucristo y describían Su ministerio, crucifixión y resurrección. La pieza habría de ser un oratorio. Por causa de sus fracasos anteriores, Händel empezó a leer el texto con cautela.“Consolad”, la primera palabra del manuscrito, parecía resaltar en la página. Ésta disipó nubes oscuras que por mucho tiempo habían agobiado a Händel. Menguó su depresión, y sus emociones pasaron de interés a entusiasmo al seguir leyendo las proclamas angelicales del nacimiento del Salvador y las profecías de Isaías acerca del Mesías, que vendría a la tierra para nacer como otros niños mortales. Una melodía familiar que Händel había compuesto con anterioridad llenó su mente al leer “Porque un niño nos es
nacido”. Las notas destilaron en su mente más rápido de lo que podía trazarlas en el papel al captar la imagen del amoroso Buen Pastor en el aria que lleva por título “Apacentará su rebaño”. Después sintió el emotivo júbilo que se refleja en el “Coro de Aleluya”, seguido del suave y sublime testimonio de “Yo sé que mi Redentor vive”. La obra llegó a su majestuosa con el Cordero .... es digno".
El compositor estipulo que las ganancias de ésta y de todas las presentaciones futuras de El Mesías fueran “donadas a los presos, a los huérfanos y a los enfermos. Yo mismo he estado muy enfermo y ahora estoy curado”, dijo.  “Estuve preso, y ahora estoy en libertad”
 Después de la primera presentación de El Mesías en Londres, un espectador felicitó a Händel por el excelente “entretenimiento”.
 “Señoría, me lamentaría si lo único que he logrado es entretenerlos”, contestó con humildad Händel. “Deseo hacerlos mejores personas”
Finalmente se había despojado de su incansable búsqueda de fama, fortuna y elogios públicos, pero sólo después de componer su obra culminante para una audiencia que incluía a seres que no eran de esta tierra.
Las cosas que más importaban ya no estaban a merced de las que menos importaban. Ahora Händel, el compositor inquieto, se Ahora Händel, el compositor inquieto, se hallaba en paz.

Después de esto dice algunos puntos importantes que nos enseña   la vida de el compositor pero les dejo el enlace aquí va.


 led dejo lo mas conocido de esta obra el "Coror de Aleluya" 





la música en 6 partes



 este me llamo la atención solo que esta en ingles

0 comentario: